7 indicadores clave para medir la rentabilidad de tu compañía

El blog de WorkMeter Consejos para hacer crecer tu negocio

Las 4 fases de la gestión de costes de proyectos

Publicado el 25 mayo 2018

Gestionar los costes de un proyecto es una de las tareas cruciales dentro de una empresa. Una correcta organización del presupuesto y los consiguientes gastos delimitarán, en gran parte, el éxito de nuestro proyecto. 

4 FASES GESTIÓN COSTE PROYECTOS-1

Gestor de Proyectos Online y Automático | WorkProject Prueba Gratis WorkProject ahora mismo

Gestionar los costes de un proyecto no es una tarea sencilla. Planificar y gestionar el uso del dinero en una empresa es algo que a la mayoría de los empleados suele poner en tensión. Hablar de costes significa hablar del ADN de cualquier empresa, de lo que permite que esta funcione y la gente pueda seguir trabajando. Hablar de costes supone hablar de inversión, y por tanto, de ganancias o de pérdidas. En resumen, gestionar el presupuesto destinado a un proyecto no es una tarea como otra cualquiera. Es, a fin de cuentas, una de las más importantes, por eso el enfoque ha de ser diferente al habitual. 

¿Cómo podemos hacerlo entonces? Nadie quiere meter la pata. Toda empresa querrá obtener un beneficio de cualquier operación. Para ello, lo mejor es pasar por las 4 fases de la gestión de costes de proyectos. Si completamos todos estos pasos de manera correcta, nuestro proyecto tendrá muchas más posibilidades de ser fructífero. 

Fases de la gestión de costes de proyectos

 

Estimación de costes

En esta primera fase, lo que nos interesa conseguir es una previsión realista de lo que será nuestro proyecto. Para ello, primero deberemos llevar a cabo un análisis económico que determinará la rentabilidad que podrá tener nuestro proyecto. Será en esta fase cuando decidamos cuánto queremos invertir en esta operación, teniendo como guía los resultados del análisis económico que llevemos a cabo, y las estadísticas que analizaremos: rango del proyecto, confianza del mismo y riesgo que supone

Elaboración del presupuesto

En esta segunda fase, deberemos sacar conclusiones. ¿Qué nos indica nuestro análisis económico? ¿Y las estadísticas? Si hemos llegado a esta fase, es porque en la anterior hemos determinado que nuestro proyecto es viable. Aquí, debemos tomar una decisión clave  tras haber observado los resultados de nuestro estudio. Esta decisión supone fijar un presupuesto determinado. Es tan importante debido a que, al final, solo habrá dos cifras a tener realmente en cuenta: la cantidad que hemos invertido, y la cantidad que hemos ganado

<DESCARGA NUESTRO EBOOK GRATUITO> 7 indicadores clave para medir la rentabilidad

Control de los gastos

A continuación, debemos definir exactamente en qué se va a invertir el dinero del que dispongamos. Para ello, procederemos a la división del presupuesto en los diferentes aspectos que conciernan al proyecto. Durante esta fase, será necesario que vayamos controlando las gastos que se van realizando. Nuestro objetivo en esta fase es analizar cómo se está distribuyendo el dinero, y qué resultados está produciendo.

Aplicación de costes

Llegó la hora de ver qué tal ha funcionado nuestro proyecto. Para ello deberemos realizar una evaluación y determinar cómo se ha llevado a cabo la aplicación de los costes y si se han obtenido los resultados esperados. Será necesario realizar una correcta extracción de los datos y llevar a cabo el correspondiente análisis. Esta última fase nos permitirá saber cómo ha funcionado el proyecto, los aciertos que hemos tenido, y también los errores que hemos cometido. 

Suscríbete al blog de WorkMeter AHORA

7 indicadores clave para medir la rentabilidad de tu compañía

Tags: facturacion, ventas, reducción de costes, project management, gestor de proyectos, gestión de proyectos, eficiencia empresarial, eficiencia

Suscríbete por email