El blog de WorkMeter Consejos para hacer crecer tu negocio

Después de un año de teletrabajo en España ¿Qué pasará ahora?

Publicado el 23 marzo 2021

Ha pasado un año desde que se estableció la modalidad de teletrabajo en España como preferente y permanente para muchas empresas, con el objetivo principal de evitar los contagios de COVID - 19. Para ser más específicos, en 2019 se evidenció un 4,8% de profesionales teletrabajando y para 2020 este porcentaje aumentó a un 30%, pero ¿qué pasará en el 2021? El impacto del teletrabajo durante este periodo ¿ha sido positivo o negativo? En este post, respondemos a estás y otras dudas al respecto. 

teletrabajo en España


El confinamiento causado por un virus inesperado, la pandemia de COVID-19, cambió la realidad de todos nosotros. En el ámbito laboral fue aún más evidente, las empresas comenzaron a modificar su gestión para implantar una modalidad que antes era ocasional y hoy en muchas organizaciones es permanente: el teletrabajo. De hecho, más de la mitad de empresas españolas no tenían la modalidad de teletrabajo implementada antes de la  pandemia, lo que supuso un trabajo adicional para los departamentos de recursos humanos, así como para los directivos y responsables de IT, pues la transformación digital es lo que ha permitido la conectividad entre equipos durante este periodo de trabajo a distancia. El teletrabajo además fue la alternativa más efectiva de cara a la crisis emergente para asegurar el crecimiento de la actividad económica, el mantenimiento del empleo, la seguridad y la salud del personal. 

 

Nueva llamada a la acción

 

¿Qué ha cambiado durante el año de teletrabajo en España?

La confianza, la flexibilidad, la conciliación y la productividad son los aspectos que más se han visto afectados durante el desarrollo del teletrabajo y que han ido evolucionando, eliminando suposiciones y creencias de una cultura presencialista hoy casi inexistente. Para este proceso de transición y adaptación a una nueva normalidad, donde se establece la modalidad de teletrabajo de forma preferente y permanente, era necesaria una ley que expusiera y garantizará el respeto a los derechos del teletrabajador tanto como las responsabilidades de las empresas que adoptaron tal modalidad, pues el artículo 13 del Estatuto de los Trabajadores resultaba insuficiente, es por eso que en septiembre de 2020 se aprueba el real decreto ley 28/2020 que regula el trabajo a distancia.  

El teletrabajo logró derribar los obstáculos de desconfianza laboral

Un año de teletrabajo que cambió todos los hábitos, rutinas y el desarrollo de las actividades laborales. Si bien al inicio la falta de confianza era evidente, las empresas y los directivos comenzaron a entender que aporta más valor generar una cultura orientada al trabajo por resultados que por el cumplimiento de horarios, promoviendo estrategias de seguimiento de actividades para la consecución exitosa de los objetivos. Potenciando así la transparencia entre equipos y la habilidad de colaboración entre jefes y empleados para mejorar su comunicación, fortaleciendo las relaciones laborales desde la distancia. 

La flexibilidad horaria, permite la conciliación familiar y laboral

Al lograr desarrollar un cultura empresarial enfocada a la consecución de objetivos y no al cumplimiento estricto de un horario laboral, se logra flexibilizar el desarrollo de la jornada de trabajo, es decir, la flexibilidad a la hora de establecer unas metas para alcanzar determinados objetivos sin la presión de cumplir con un horario establecido, pero sí con unas horas de trabajo que se pueden organizar durante el día. Permitiendo a los teletrabajadores aprovechar los momentos de descanso para compartir con sus familiares o para temas personales, equilibrando su vida laboral y profesional. Esta autonomía laboral motiva al trabajador, optimiza su organización de tareas y promueve la conciliación familiar y laboral tanto como la desconexión digital. 

No obstante, para la empresa es importante regular y medir los tiempo de trabajo de sus profesionales, es por esto importante que apoye su gestión en sistemas de medición de productividad del teletrabajo y sistemas de control horario. Que realizan un registro horario sin limitar la flexibilidad de la jornada, controlan el desarrollo de actividades sin invadir la intimidad del trabajador y brindan datos objetivos y precisos sobre su actividad y productividad laboral.

La productividad laboral aumentó con el teletrabajo

Todo es una cadena de resultados, empezando por un cambio en la cultura de empresa, el aprender a trabajar por objetivos, a comunicar y mantenerse conectados aún en la distancia, el poder equilibrar y conciliar la vida personal y laboral gracias a un horario flexible, son factores que conllevan a un aumento en productividad durante el teletrabajo ya que se genera un ambiente satisfactorio y tranquilo que favorece a la concentración y la motivación laboral de los empleados.   

¿Qué pasará con el teletrabajo en España? 

Está claro que el teletrabajo llegó para quedarse, beneficiando la actividad laboral pero también planteando nuevos retos en la gestión empresarial y la autogestión profesional, cómo consecuencia de las relaciones de trabajo virtualizadas. Las empresas deberán comenzar a buscar estrategias que logren resolver los retos emergentes con desarrollo del teletrabajo:

  • La garantía del derecho de intimidad y protección de datos.
  • La garantía al derecho de desconexión digital.
  • El aislamiento laboral.
  • Los ciberataques. 
  • El tecnoestrés.
  • El control horario del trabajo a distancia.
  • Síndrome del burn out o del trabajador quemado.

Uno de los aspectos más problemáticos del teletrabajo y la implicación tecnología durante su desarrollo, es la necesidad de monitorización, o bien, de vigilancia que muchas empresas han empezado a considerar visto que la ley de teletrabajo lo propone. No obstante, muchas soluciones de monitorización para el trabajo a distancia vulneran los derechos digitales de los teletrabajadores, sobre todo el derecho a la intimidad y la privacidad de datos, así que al momento de elegir un software de teletrabajo para el seguimiento y medición de la  actividad y la productividad del personal, es importante asegurarse de que puedan garantizar cada uno de los derechos "idóneos, necesarios y proporcionales" descritos también en la normativa de teletrabajo mencionada.  Además, la empresa debe elaborar un acuerdo de teletrabajo dentro del cual explique el uso de los dispositivos y herramientas digitales adquiridas, así como de las diferentes pautas a tener en cuenta durante el desarrollo de la modalidad.

Las empresas tienen una gran responsabilidad, deben brindar a los empleados las estrategias guía para desarrollar el teletrabajo adecuadamente, cuidando de su salud física y mental, así como las herramientas necesarias para facilitarlo, estas deberán garantizar sus derechos fundamentales manteniéndolos motivados y satisfechos, tanto con el trabajo que desempeñan como siendo parte de una organización que los reconoce como se debe. De esta manera evitarán un desgaste profesional, mental, emocional o físico. Después de un año de crisis e incertidumbre, llega un nuevo año en dónde la experiencia del empleado está al centro de la gestión empresarial. 

Nueva llamada a la acción

 

Artículos recomendados:

  1. Un recorrido por Ley de Teletrabajo en España
  2. Lo que debes saber sobre la Nueva Ley de Teletrabajo en España
  3. Las claves para realizar el acuerdo de teletrabajo según la ley de trabajo a distancia
  4. Cómo garantizan los sistemas de medición la Ley de Teletrabajo en las empresas

Tags: teletrabajo, flexibilidad laboral, software de productividad, horario flexible, programa de teletrabajo, flexibilidad, recursos humanos, herramientas recursos humanos, Eficacia empresarial, horarios flexibles, ley control horario, software de control horario, software teletrabajo, ley teletrabajo, ley de teletrabajo, ley de teletrabajo en españa

Suscríbete por email