Ebook Teletrabajo: ¿Cómo medir el desempeño?

El blog de WorkMeter Consejos para hacer crecer tu negocio

Conciliación laboral ¿A qué esperamos?

Publicado el 27 octubre 2016

En teoría todo el mundo está de acuerdo sobre lo beneficioso que puede ser, tanto para las personas como para las organizaciones, la implementación de un plan de flexibilidad. Entonces ¿por qué no nos atrevemos con la conciliación en las empresas?

Conciliacion_Laboral.png

¿Por qué nuestros hábitos no han cambiado a pesar de estar en una nueva era en la que el trabajo del conocimiento y la tecnología son las bases para el desarrollo de nuevos modelos laborales?

Hasta hace 200 años no existía ninguna separación entre la vida laboral y personal, solo había vida en general. No se hablaba de conciliación ni tiempo de ocio. La gente se despertaba, desayunaba, se ocupaba de los animales, cosechaba, se ocupaba de la casa, de los niños, preparaba comida, etc., todo en el mismo día sin etiquetar las actividades como trabajo o personal.

Con la revolución industrial todo cambió. Para que las fábricas pudieran funcionar, era imprescindible tener a todos los empleados presentes al mismo tiempo en su lugar de trabajo. Podríamos decir que con la revolución industrial nacieron los horarios fijos. Las personas empezaron a distinguir entre el tiempo de trabajo y el tiempo que estaban en casa.

Conoce las principales técnicas para que la conciliación laboral tenga éxito   >>> Descarga gratis nuestro ebook PDF <<<

La revolución actual, la del trabajo del conocimiento, tiene de nuevo un gran impacto sobre la forma de trabajar. Gran parte de las tareas de una oficina no requieren la presencia de otras personas y, con la tecnología actual, muchas tareas se pueden hacer en cualquier sitio y/u hora. Pero no han desaparecido los horarios fijos. Es más, parece que cada vez la gente concilia menos o peor.

¿Por qué no conciliamos?

Por miedo

Por el miedo que tienen los empresarios en perder el control en sobre empleados y tareas. Este comportamiento, probablemente sea una herencia de la era industrial. 

Por el miedo que tienen los empleados a quedarse aislado y menos involucrados en la organización, en definitiva, piensan que podría afectar negativamente al desarrollo de su carrera profesional.

Por el miedo de los sindicatos a que se pueda generar una relación laboral diferente menos regulada y menos controlada, y con riesgo de una posible desmovilización sindical al no ejercer parte de su tarea en el propio centro de trabajo.

Por cultura

Por la famosa cultura del presencialismo y la falta de modelos empresariales de gestión y evaluación del desempeño o de gestión por competencias.

Por la falta de soluciones, tipo cuadro de mando, que faciliten al management la puesta en marcha de esos nuevos modelos y garanticen su éxito, que permitan comunicar a los empleados, con fluidez y transparencia, la estrategia empresarial, los objetivos, los resultados esperados y les guie en el análisis periódico de su propio trabajo.

Conciliación laboral-TRIAL

Por la falta de autonomía y responsabilidad otorgada a los empleados sobre su propio trabajo, la falta de una cultura de autogestión.

Tal vez sea hora entonces de tener otra revolución, no tan tecnológica como las dos primeras, pero no menos radical. Una revolución de mentalidades y comportamientos basada en la corresponsabilidad entre las empresas y las personas. Las empresas deberían adaptar su modelo de gestión tradicional, a un modelo más actual basado en los resultados. Las personas deberían ser responsables de su trabajo, cambiar hábitos si necesario, mejorar su productividad y participar activamente al crecimiento de su organización.

Ya es hora de que nos ganemos el derecho a conciliar, demostrando que estamos todos alineados en una dirección, promoviendo un modelo de mejora continua y fomentando la confianza mutua. Los medios materiales, organizativos y regulatorios ya están a nuestro alcance.

¿A qué esperamos?

Recibe por email todos nuestros artículos Suscríbete al blog de WorkMeter

Conciliación laboral

Tags: conciliación laboral, control horario, horario flexible, conciliación

Suscríbete por email