herramientas más eficientes para el control horario

El blog de WorkMeter Consejos para hacer crecer tu negocio

Cómo superar la resistencia a la gestión del cambio empresarial

Publicado el 15 septiembre 2015

Cada día en la prensa vemos que alguien ha hecho algo nuevo, pero desgraciadamente no a todo el mundo le gusta el cambio y hay algunas personas se resisten a él.

resistencia a la gestion del cambio

Descubre cómo gestionar el cambio descargando nuestro ebook gratuito. Aprende todas las claves.

Hay diferentes factores que pueden llevar a que un empleado se resista al cambio. Es normal que sea complicado modificar algo a veces, con todos los cambios en la computerización nos obliga a adaptarnos a un ritmo que no todos pueden seguir.

Hay diferentes maneras de solucionar la resistencia al cambio: 

- Necesidad sentida: Cuando los empleados se sienten en una situación de malestar o tensión, provoca que haya un cambio, dado que hay un problema que les causa esas emociones. Mientras que si no hay malestar, no hay problema, no hay cambio. Hay que motivar a los empleados de manera que ellos mismos tengan la necesidad de querer cambiar algo. No te estamos diciendo que sabotees a tus empleados, pero sí que crees esa necesidad fijándote en los problemas actuales de la empresa. Hay que buscar la causa de los problemas actuales de la empresa, e informar a los empleados sobre ellos de manera que los trabajadores tengan la necesidad de solucionarlos. Produciendo un cambio.

- Clarificación de los cambios: Cuando se va a producir un cambio es normal que el empleado tenga dudas sobre si su puesto en la empresa se verá afectado o no. Lo que le preocupa es que se modifique a peor su situación laboral, lo que tendría un impacto directo en su vida privada, y por eso todas las dudas. Los altos cargos de la empresa tienen que encargarse de informar correctamente a sus empleados de cómo el cambio afectará su posición laboral, ya que si esto no se hace, las reacciones que pueden tener los empleados serán negativas. 

- Apoyo de la dirección: Hay que demostrar una actitud de liderazgo, y por eso la alta dirección ha de ser la que haga el primer paso y se encargue de organizar correctamente todo el proceso. Los empleados han de ver que el cambio es positivo para ellos. Su apoyo es básico para quitar el miedo a fracasar. Para que un programa de cambio sea efectivo se necesita mostrar un fuerte compromiso por parte de la dirección general.

WorkMeter te ofrece datos objetivos para  implementar y mantener la gestión del cambio.   PRUÉBALO GRATIS AHORA

- Instrucción correcta: Una instrucción correcta de los empleados durante el proceso del cambio demuestra una actitud de liderazgo, y ayuda a los trabajadores a sentirse mejor durante todo el proceso. Para que no se cree una gran resistencia, hace falta hacer el cambio poco a poco y ser paciente, ya que un cambio drástico provocaría una resistencia enorme por parte de los trabajadores. Por eso es importante escucharles, y ver qué problemas tienen de adaptación, e intentar solucionarlo. 

- Buena planificación: Cuando hay un problema en una empresa, se suele intentar sólo solucionar ese problema en ese departamento. Por ejemplo: La estructura de la empresa no funciona del todo correcto, por eso se modifica, pero al modificarlo, no funciona correctamente la estructura tecnológica. Las empresas se suelen poner nerviosas ante estas situaciones, por eso cuando se realiza un programa de cambio, para que sea exitoso hay que planificarlo correctamente, y ver qué sectores pueden estar afectados con ese cambio, de esta manera se evitará la resistencia por parte de los empleados en el futuro.

- Participación: Hay que encontrar una participación por parte de los trabajadores, ya que de esta manera forman parte de las decisiones que se toman, y de una manera u otra, las acaban aceptando mejor que si no participarán en ellas.

 Recibe por email todos nuestros artículos Suscríbete al blog de WorkMeter

Descarga el ebook gratis

 

Tags: gestión del cambio

Suscríbete por email