Guía 8 pasos para implantar el registro de jornada en tu empresa

El blog de WorkMeter Consejos para hacer crecer tu negocio

Cómo tener un mejor control de los gastos de nuestra empresa

Publicado el 4 diciembre 2012

El control de gastos de una empresa es uno de los aspectos cruciales de cualquier organización. Si tuviéramos que reducir nuestra compañía a tres puntos clave, este sin duda sería uno de ellos. Se trata de un tema del que se habla mucho en estos tiempos de crisis, pero el control de gastos de cualquier empresa no debe hacerse solo en tiempos de recesión, sino que se trata de una estrategia financiera que se debería aplicar normalmente para lograr mayores beneficios y así evitar el dispendio absurdo que hay en muchas compañías.

reduccion de costes v2

A este control de gastos de empresa debemos añadir una reducción de los costes que posee anualmente una empresa, pero para ello primero hay que tener claro cuáles son los distintos gastos que se generan, ya que son elementos fundamentales para asegurar el futuro de toda compañía.

control de gastos

Una empresa bien gestionada debe tener analizados sus gastos de forma muy detallada y entender y controlar, no sólo cómo estos impactan en su negocio, sino cómo se desarrollan con cambios y especialmente hoy en día con reducciones del negocio.

En cuanto a los tipos de gastos, nos encontramos con que una empresa puede dividir sus gastos entre gastos variables, gastos fijos, gastos marginales, gastos mixtos, gastos directos, gastos indirectos y gastos en efectivo que estos son los que impactan en el beneficio pero no implican desembolso por parte de la empresa. Todos ellos son importantes para el control de gastos de la empresa.

ahorrar costes empresa

Los gastos variables son la carga soportada por la empresa cuyo importe depende del nivel y ritmo de la actividad. Son diferentes de los gastos fijos, son los que varían según el nivel de producción, tales como las materias primas, la mano de obra directa, etc…  Este tipo de gastos aumenta cuando aumentan las ventas y disminuye cuando bajan dichas ventas.

Los gastos fijos son aquellos que no cambian si las ventas aumentan o disminuyen como pueden ser alquileres, impuestos, teléfono, etc. Y que existen aunque la empresa no produzca.

El gasto marginal es el gasto de producir una unidad adicional, este gasto depende de la tecnología utilizada en la producción y de los precios de los bienes empleados para la producción de la unidad adicional.

Los gastos mixtos son aquellos que tienen una parte variable y otra fija como puede ser el caso de un vendedor que recibe parte del salario fijo y otra parte por comisiones según las ventas.

Gastos directos serían los derivados de la producción de género o servicios.

Gastos indirectos son los necesarios para la producción pero que no incurren directamente en ella.

Muchas empresas saben por donde les entra el dinero pero no tienen nada claro por dónde sale. Así que es importante revisar todos los gastos regularmente para poder buscar formas de ahorro.

¿Y qué puedo hacer en mi empresa?

Algunas propuestas para lograr un control de gastos de la empresa y mejorar el coste-eficiencia son las siguientes:

  1. Contar con un presupuesto de gastos mes a mes e intentar no sobrepasarlo.
  2. Concienciar a los empleados para que nos ayuden a no derrochar y con ideas nuevas para aumentar la eficiencia y productividad de la empresa.
  3. Premiar / motivar a los empleados para que consigan un mayor ahorro económico para la empresa.
  4. Pactar mejores descuentos con los proveedores,  evaluando regularmente sus contratos. No temer negociar.
  5. Fijar unos objetivos para controlar los gastos pero que sean realizables, recompensando al final de cada mes al departamento que logre recortar más gastos.
  6. Aplicar el teletrabajo ayuda a reducir los gastos, según la Cámara de Comercio de Navarra puede suponer un ahorro de hasta 1.200 euros por empleado y año. Y además este sistema de trabajo hace que aumente nuestra productividad hasta un 20 por ciento.
  7. Analizar y revisar todos los gastos y compararlos con períodos anteriores y observar si experimentan variaciones importantes, tanto al alza como a la baja.

Como vemos el punto principal y clave es el control de gastos de nuestra empresa ya que son estos gastos los que se llevan gran parte del presupuesto, si no ponemos énfasis en ello se pueden deteriorar mucho las cuentas de resultados.

En resumen podemos decir que saber optimizar y tener un control de gastos es un punto estratégico para cualquier buen empresario aunque no se puede decir que exista un método milagroso para ello y solo se pueden dar una serie de consejos como los  mencionados  en este artículo. 

Click me 

10 fórmulas ahorro ebook gratuito para ceos

Tags: reducción de costes

Suscríbete por email