7 indicadores clave para medir la rentabilidad de tu compañía

El blog de WorkMeter Consejos para hacer crecer tu negocio

Barreras y riesgos de un programa de teletrabajo

Publicado el 23 octubre 2018

El teletrabajo cuenta con una inmensa cantidad de beneficios demostrados en multitud de ocasiones. Pero, como todo, un programa de este tipo cuenta con una serie de barreras y riesgos inherentes que no podemos obviar. Te los contamos a continuación.

barreras y riesgos de un programa de teletrabajo

New Call-to-action

Barreras de un programa de teletrabajo

Dotar de mayor flexibilidad a tu empresa supone un cambio en la cultura de trabajo de la misma, por lo que, al plantear el teletrabajo como opción dentro de una organización, siempre van a aparecer una serie de barreras que incluso van a partir ti mismo. En cualquier caso, tienes que tener en cuenta que siempre hay medios para superarlas.

  • Barreras culturales (cultura del presencialismo vs. cultura de la eficiencia y corresponsabilidad).
  • Percepción de falta de control del directivo.
  • Se desconoce que se disponen de los medios para realizarlo.

Las barreras culturales se superan generando una visión que sea lo suficientemente motivadora como para comprender todos los beneficios que reportará a la organización. Al romper con la dinámica de trabajo tradicional es más fácil ganar adeptos a nivel interno, si se plantea como un proyecto que busca posicionar a la empresa como innovadora en su sector o como un referente en políticas de conciliación o en políticas de movilidad del puesto de trabajo.

Las barreras relativas a la percepción de falta de control del directivo Son fácilmente salvables en tanto que en el despliegue del proyecto, se realiza un análisis de los puestos de trabajo, así como de las actividades que son teletrabajables. Es decir, se tiene que definir qué actividades se realizarán desde la oficina y cuáles se podrán realizar desde otros lugares. Con esta definición, se pueden establecer métodos para gestionar la productividad mediante herramientas que acreditan cuál ha sido la gestión del tiempo de la persona respecto a dichas actividades en esa jornada teletrabajada.

La barrera relativa al desconocimiento sobre los medios de los que se disponen

Muchas veces basta con realizar una consulta al Departamento de IT para comprobar que ya se cuentan con aplicaciones que sustentan el teletrabajo pero que no han tenido suficiente publicidad interna (sistemas de comunicación integrados, mensajerías instantáneas, accesos remotos, etc).

Riesgos de un programa de teletrabajo

Por otro lado, existen toda una serie de riesgos del teletrabajo que, tal y como sucede con las barreras iniciales, son fácilmente salvables. 

  • Aislamiento del empleado.
  • Pérdida de control sobre el propio tiempo.
  • Autoexplotación.
  • Impacto en la vida familiar (por razones anteriores).
  • Pérdida de identidad corporativa.
  • Pérdida de oportunidades profesionales.
  • No tener acceso a las personas cuando las necesitas.
  • Resistencia al cambio.
  • Falta de conocimiento de herramientas tecnológicas. 

Aislamiento: En primer lugar, parece lógico pensar que trabajar desde casa produce un mayor aislamiento, pero como veremos a más adelante, existen vías para evitar que esto ocurra. 

Pérdida de control sobre el tiempo: También se suele temer la pérdida de control sobre el propio tiempo. Algo que suele suceder por la falta de organización en las tareas y que puede llegar a romper la armonía familiar al entremezclarse en exceso los horarios, pero que con una buena organización podremos sortear sin mayor dificultad. 

Otro de los riesgos del teletrabajo es la “Autoexplotación”, es decir, puede suceder que sea la propia persona la que trabaje muchas más horas de las que le tocaría al entrar en una dinámica de la que es difícil desconectar. En estos casos se pierden los beneficios personales, ya que puede llegar a desestabilizar al trabajador a nivel personal o familiar. Por tanto, es necesario hacer un acompañamiento de la persona para comprobar que efectivamente está gestionando bien el tiempo y, si no es así, establecer un plan personalizado para ayudarla a balancear un poco su carga de trabajo.

Pérdida de integración del trabajador en la empresa: Debida a la distancia, sin embargo ya explicaremos que esto es un mito fácilmente salvable porque no se recomienda teletrabajar a tiempo completo, si no que hay modalidades de teletrabajo que ayudarán a que esto no se produzca.

Pérdida de identidad corporativa: También puede producirse una pérdida de identidad corporativa o que el trabajador sienta que está perdiendo oportunidades profesionales al juzgar que está siendo olvidado por parte de la empresa. 

No tener acceso a las personas cuando las necesitas: Existe el riesgo de que no tengamos acceso a las personas cuando las necesitemos, es decir, Que tengamos dificultades para obtener respuestas brevemente a consultas que pueden surgir. Este riesgo se supera fomentando el trabajo independiente y dotando de canales de comunicación adecuados.

Resistencia al cambio: Puede darse una resistencia al cambio por parte de los responsables que evitaremos dejando claros desde el principio las características de esta nueva cultura de trabajo y cómo se pueden superar fácilmente las barreras y peligros iniciales. 

Falta de conocimiento de las herramientas tecnológicas: Muchos trabajadores hacen referencia a la falta de conocimiento de herramientas tecnológicas que se puede sortear invirtiendo en formación de los mismos, conocimiento que les ayudará no solo a poder trabajar desde casa, si no que a ser más productivos en todas las áreas de su trabajo.

Tags: programa de teletrabajo, teletrabajo

Suscríbete por email