El Control Horario más barato del mercado

El blog de WorkMeter Optimiza la eficiencia de tu empresa

¿Conoces la fórmula de la productividad? Actitud + Comunicación + Tecnología

Posted on 14 febrero 2017

Nuestro tiempo es de grandísimo valor, es la moneda de cambio que utilizamos para todo. Por suerte, cada vez somos más conscientes de ello y estamos en constantes búsquedas de cómo nos gustaría realmente invertirlo bien, o lo que es lo mismo, ser productivos. Descubre la fórmula para optimizar tu tiempo y disfrútalo.

imagen workmeter ACT.png

El objetivo de ser productivo es alcanzar las metas (ser eficaz) con la adecuada calidad y, gracias a la menor cantidad de recursos necesarios (ser eficiente). Y en la jornada laboral es donde es más necesario pero complicado. Por eso hemos encontrado una fórmula basada en la actitud, la comunicación y la innovación tecnológica para conseguir alcanzar la máxima eficiencia. Si quieres ponerla en práctica, aplica la fórmula ACT: Actitud + Comunicación + Tecnología

 

 #Actitud ante todo

Estar motivado no siempre es fácil, hay que trabajarlo, ya sea uno mismo o potenciando la motivación de los que trabajan contigo. Está comprobado que un empleado motivado se compromete más con la compañía y ejecuta con mayor rapidez y eficacia sus tareas. Según un estudio de IESE Business School, las empresas que llevan a cabo prácticas de motivación para sus empleados, como racionalizar el horario laboral, han reducido el absentismo laboral en un 30% y, aumentado la productividad en un 19%.

¿Qué podemos hacer por nosotros mismos?

  • Concienciarnos de que no todo nos va a motivar, pero sí debemos buscar en todo algo que nos active, con lo que podamos disfrutar y despertar nuestra creatividad. Como nos hemos referido antes, todo es un tema de actitud.  
  • Adaptarnos rápidamente a los problemas que surjan, reinventarse y revisar nuestras opiniones continuamente.

Saber rechazar las actividades que no te aportan nada y no son obligatorias. Si puedes permitírtelo, podrás dedicar más tiempo aquello que te llena y aumentará tu satisfacción personal, lo que hará que tengas más energía en el resto de tareas y los resultados serán mejores; es una cadena.  

  • Asumir los fracasos correctamente y, paradójicamente, hacerlo es un éxito. No bloquearse ante los errores es ir hacia delante. Si te equivocas analiza esos resultados para evitarlos en un futuro. Nos han educado con miedo a perder y con la obligación de ganar siempre, pero, ganar siempre es imposible. Tenemos que darle la vuelta y sacar algo productivo de los fracasos, midiendo los resultados e identificando qué no hicimos bien para poder lograr éxitos futuros.

 

#Comunícate: hazte entender y entiende a los demás

En cualquier empresa es necesaria una correcta y funcional relación con el resto del equipo para obtener los objetivos, los resultados nunca son responsabilidad de una sola persona. Por eso, lo ideal es realizar reuniones periódicas y mantener una transparencia corporativa en la que todo el equipo sepa de la situación de la compañía.

En relación a cómo nos comunicamos dentro de nuestra empresa, y enfocado al aumento de productividad laboral, es importante saber identificar cuándo debemos delegar tareas o cuándo tu superior debe delegarlas en ti para optimizar tiempo y recursos y, sobre todo saber cómo pedirlo.

Dentro de un equipo de trabajo, la comunicación asertiva es fundamental e incluir palabras tan sencillas como “gracias”, “por favor” o “disculpa” ya la potencian. La calidad del ambiente laboral mejora y, por consecuencia, la productividad. Por el contrario, también existen palabras que no te recomendamos, como, por ejemplo, “debes” ya que transmite obligación y superioridad.

Muy relacionado a esto, nos encontramos con la inteligencia emocional que, básicamente, significa tener la capacidad de controlar nuestras emociones y reconocer las de los demás con el fin de tener mejores relaciones sociales y laborales. Según la consultora Hay Group, podemos lograr una productividad hasta un 127% mayor que alguien que no haya desarrollado la inteligencia emocional.

 

#InnovaciónTecnológica, la clave para diferenciarte

Invertir en la última tecnología y poder digitalizar procesos internos son claves para la productividad y competitividad de una empresa.

Por ejemplo, aquellas empresas que trabajan con tecnología móvil tienen una ventaja competitiva muy por encima de las que todavía se aferran a las metodologías más tradicionales.

La digitalización es una necesidad que agiliza cualquier operación. Hoy podemos encontrar softwares para prácticamente realizan cualquier tarea personal o profesional y, que nos hacen ser eficaces. Desde apps para escanear directamente desde el móvil para enviar adjunto el documento, pedir comida a domicilio con súper descuentos o tener tu propio asistente personal de ventas si trabajas en el área comercial.

 En este último caso, ForceManager reúne todas las características necesarias para mejorar al máximo la productividad de los vendedores.  Les permite   consultar y registrar en tiempo real toda la información de su actividad, informarles de si llegan tarde a una visita comercial, de la ruta óptima para visitar al cliente potencial más cercano o de cuánto tiempo pueden tardar en función del tráfico.

La tecnología, bien empleada, nos ayuda en nuestro día a día y permite deshacernos de procesos que limitan nuestro TIEMPO.

Como has visto, ser productivo no es tan fácil como parece porque conlleva trabajo y compromiso con uno mismo. Pero aplicando la actitud + comunicación + tecnología se consigue con resultados impresionantes. ¿A qué esperas a introducirla en tu día a día?

 

 ForceManager es un asistente personal de ventas (CRM) para comerciales que trabajan fuera de la oficina, les facilita su trabajo y mejora la visibilidad y productividad. Fundada en 2011, su objetivo es profesionalizar la actividad comercial mediante la innovación tecnológica.

 

Tags: productividad, tecnología, Forcemanager, tiempo

Suscríbete por email