Guía gratuita: los secretos de la eficiencia empresarial

Prueba WorkMeter

Solicita 15 días de prueba gratuita de Workmeter

Síguenos en las redes

No te pierdas la guía del mes

Guía gratuita: los secretos de la eficiencia empresarial

Suscríbete al blog

Your email:

WorkMeter en 1 minuto

Un blog que te dará las claves para implementar un Programa de eficiencia en tu empresa

Current Articles | RSS Feed RSS Feed

Técnicas y herramientas para la motivación laboral

  
  
  

Cada día es más necesario tener una plantilla competitiva y motivada, pero también es más complicado debido a la crisis que azota a todos los países, y que tiene a todo el mundo desmoralizado, todavía más si hablamos los que trabajamos en España. Dada la complicada situación que se vive en este país, es bueno que los trabajadores lleguen al trabajo y estén motivados, contentos, alegres y con ganas de trabajar.

84955788-78a6-4604-a825-94b459beb66f

Algunas semanas atrás, ya comentamos en qué consiste la motivación de un trabajador, y como afecta su motivación en su productividad. Ahora vamos a ver algunas técnicas para aumentar la motivación laboral de nuestro personal:

motivacion laboral resized 600

8 maneras de motivación laboral

  1. La adecuación del trabajador a su puesto de trabajo. Ya desde el momento de la contratación, tenemos que ver si esa persona además de estar preparada para el puesto para el que le contratamos, también le gusta y se va a sentir cómodo con él. Un trabajador que no está capacitado para el puesto que va a ocupar, se va a desmotivar, ya sea por aburrimiento si sus capacidades son mayores, o por estrés si son inferiores.
  2. Integración y acogida de nuevos empleados. Es muy importante que todos los empleados se sientan parte de la empresa, del equipo, pero más importante aún que se sientan así los recién llegados. La integración del personal en el equipo es primordial para que la comunicación fluya y el buen ambiente se contagie de unos a otros, generando optimismo y ganas de trabajar, sabiendo que todos forman parte de un equipo, que no hay nadie en el banquillo.
  3. Marcarnos metas y objetivos. Tanto la empresa como el trabajador individual, deben tener unas metas y objetivos que alcanzar en cada periodo de tiempo dentro de la empresa. Igual que las empresas se ponen un objetivo de facturación cada año, y que intentan cumplir, cada trabajador debe tener objetivos personales y de equipo, que les anime a superarse y colaborar todavía más por el bien común.
  4. Buena valoración salarial o económica. Puede parecer un tópico, y aunque hoy en día el dinero ya no es lo primordial, todavía es la forma más directa de valorar a un trabajador. Hay que evitar crear agravios comparativos entre trabajadores del mismo puesto, y valorarlos por lo que aportan. Quizá una parte en variable también hará que los empleados se impliquen más, dado que quien más aporta, más se beneficia, y con ello la más beneficiada al final es la empresa.
  5. Incentivos y premios. Si bueno es marcar objetivos y metas, mejor es premiarlos. Aunque pudiera sonar como un juego infantil, nos hace ilusión tener beneficios o premios por el trabajo bien hecho. Se llama reconocimiento y puede ser desde una paga extra, días libres, un regalo, un premio en forma de viaje, etc. Hay muchas maneras de motivar, y cada trabajador tiene diferentes necesidades.
  6. Mejora de las condiciones de trabajo. No es motivador no tener las herramientas adecuadas para trabajar. Por ejemplo que un contable tenga que utilizar papel, lápiz y calculadora para llevar la contabilidad en lugar de un software apropiado, o que un delineante tenga que hacer los planos a mano con tinta china, y competir con programas avanzados que utiliza la competencia. Además de las herramientas directas, podemos hablar de las indirectas, como tener una cafetera y un pequeño office con Microondas por si alguien quiere comer, o una zona de descanso cuando la gente trabaja en tareas de mucha concentración, etc. Una oficina bien acondicionada y unas buenas herramientas de trabajo lo hacen todo mucho más sencillo.
  7. Formación y desarrollo profesional. Todos los trabajadores suelen tener como objetivo ascender y mejorar su posición en la empresa, tanto por profesionalidad como por el aumento salarial. Ver que tienen formación, que les ayuda a hacer las cosas mejor, más eficientemente, y con más calidad, les motiva. Y al hacerlo, comprenden que también pueden ascender si llegan a un nivel de conocimiento y práctica adecuado.
  8. Evaluación del rendimiento. Aquí entramos en un terreno más complejo. En la mayoría de casos, ni el propio trabajador es consciente de si trabaja realmente bien. Se puede tener la sensación de que se es productivo, pero que la realidad sea diferente. Para saberlo hay diferentes técnicas, ya sea por objetivos cumplidos, por ventas, o por medición de productividad en función de tareas realizadas en un periodo de tiempo. También existen programas como Workmeter que generan esa información para el trabajador, para que él mismo sea consciente de su productividad y pueda mejorarla.

En resumen, hay muchas herramientas que nos permiten mejorar la motivación del trabajador, muchos puntos a tener en cuenta y que dependen de la empresa. Pero al final todo se resume en una frase: felicidad en el trabajo.

Artículos relacionados

Guía gratuita: cómo gestionar el talento en tu empresa
 
Tags: 

Comments

Muy buen aporte. La motivación en el trabajo es fundamental y mucho más en estos tiempos de crisis. La incertidumbre que causa todo conflicto financiero causa bajos rendimientos por desmotivación que repercuten en la productividad de una entidad.
Posted @ Thursday, September 06, 2012 8:29 PM by Carlos
Gracias Carlos por tu comentario. Como dices, la motivación es básica es estos tiempos que corren. Tener una plantilla motivada e implicada con el proyecto va a afectar al rendimiento y resultados de la empresa.  
 
Esperamos que estos consejos sean de utilidad. 
 
Un saludo!
Posted @ Friday, September 07, 2012 2:52 AM by Jaime Martinez
La motivación es ESENCIAL y no se puede prescindir de ella. Conozco muchas personas que podrían rendir más o ser más creativas pero no están motivadas, llegan a un techo profesional y se limitan a hacer su trabajo y sus horas. A veces los que toman las decisiones no se dan cuenta y la automotivación tiene un limite... Cómo hacerles partícipes de nuevo?
Posted @ Tuesday, October 09, 2012 4:24 AM by Maria
No hace falta recurrir siempre al tema económico (que también ayuda por supuesto) sino que a través de políticas flexibles podemos mejorar esa motivación. 
 
Más días de vacaciones, teletrabajo x veces por semana, autogestión del tiempo, comidas en restaurantes, fines de semana en hoteles etc. pueden ser algunas maneras de empezar a trabajar la motivación de la plantilla. 
 
Un saludo, 
Posted @ Tuesday, October 09, 2012 5:58 AM by El equipo WorkMeter
Muy interesante artículo. Agregaría unas palabras: 
La motivación en sí es el estímulo que surge por accionar o hacer algo, y lo primordial para hacer esto es estar seguros de aquello QUE QUEREMOS LOGRAR y PORQUÉ LO HACEMOS. 
Un empleado debe tener concimiento de lo que hace, de cuáles son sus objetivos, dónde debe llegar, esto suma a su motivación, ya que le da SENTIDO a lo que hace... 
Y otra cosa muy importante es que sea consciente de para qué sirve lo que hace, cómo contribuye a la empresa en su totalidad, ES IMPORTANTE lo que hago? cómo y qué APORTO a mi empresa? Es impresionate cómo esto aumenta la autoestima y por ende la motivación de un empleado. 
Saludos! 
Posted @ Thursday, August 08, 2013 10:25 AM by Lucia
Post Comment
Name
 *
Email
 *
Website (optional)
Comment
 *

Allowed tags: <a> link, <b> bold, <i> italics

Your email: