El Control Horario más barato del mercado

El blog de WorkMeter Optimiza la eficiencia de tu empresa

7 maneras de mantener a tus empleados felices (y trabajando duro)

Posted on 15 diciembre 2016

No importa lo que construyes, inventas o vendes, tu organización no puede seguir adelante sin personas. Ceos, fundadores de compañías y jefes de todo el mundo saben que mantener a los equipos moviéndose juntos en armonía hace la verdadera diferencia.

7 claves.png

Descarga gratis el EBOOK PDF En un artículo para la revista Forbes, Leonard J. Glick, profesor de gestión y desarrollo organizacional en la Universidad Northeastern de Boston enseña el arte de motivar a los empleados. Glick explicó algunas ideas clave dirigidas a emprendedores y managers, con el fin de mantener a su gente sonriente y productiva a la vez.

  Construye un sentido de pertenencia entre tu equipo 

 Tienes que tener empleados que sientan que el lugar les pertenece, no solo que trabajan allí. “Uno de los principios de los equipos auto-gestionados es organizar todo un servicio o producto”. En otras palabras asegurarse que el personal de la compañía se sienta responsable por lo que el cliente compra.

Una forma de inspirar ese sentimiento es tener a cada miembro del equipo familiarizado con lo que hacen los demás permitiéndoles traer sus ideas a la mesa para mejorar y tener participación en todo el proceso. Si los roles no son demasiado personalizados puedes hacer rotar al personal, ya que según los expertos esto contribuye al sentimiento de sentir algo como propio, y la mayoría de la gente cuando siente algo como propio, no quiere fallar.

  Da a los empleados la confianza para dejar sus zonas de confort

Pocos empleados quieren hacer una tarea específica una y otra vez. No tengas miedo de otorgarles nuevas responsabilidades, esto les permitirá crecer y confiar más en sus habilidades mientras se sienten más valiosos para la organización.

A pesar de que los gerentes pueden sentirse incómodos permitiendo que su gente pruebe cosas nuevas porque creen que presenta un riesgo para la productividad, o coloca a los trabajadores fuera de su lugar establecido, descarta otras cuestiones. "Para mí el mayor riesgo es que la gente se queme o se aburra", explicó Glick.

¿Sabías que un software de productividad permite detectar los empleados más  valiosos? Si quieres comprobarlo, puedes hacer una prueba gratuita de WorkMeter haciendo  clic aquí.

  Mantén informado a tu equipo

Los líderes empresariales tienen una perspectiva más clara sobre el panorama general que sus empleados. Vale la pena decirle a los que están debajo de ti lo que está pasando. "Las cosas que los gerentes toman por el conocimiento común sobre cómo van las cosas o qué desafíos están por venir o qué nuevos productos están llegando, a menudo no se toman el tiempo para compartir eso con sus empleados", dijo Glick. La difusión y por lo tanto el conocimiento compartido de la información, refuerza el sentimiento entre los trabajadores que son una parte importante de la organización.

 Tus empleados son adultos, trátalos como tal

En cualquier negocio va a haber malas noticias. Ya sea que se trate de la empresa como un todo o de un individuo dentro de la organización, los empleados necesitan ser tratados de una manera directa y respetable. "Ellos pueden manejarlo, por lo general", dijo Glick. Si decides mantener a tu gente en la oscuridad acerca de momentos difíciles, te perjudicas tu también. "Los rumores suelen ser peores que la realidad".

 Tú eres el jefe, a veces tienes que hacerlo notar 

Aunque este tema está afectado la cultura general de una organización, va a haber momentos en que tienes que tomar una decisión como líder, a pesar de los esfuerzos que hayas hecho para poner en pie la igualdad con tu personal. "Lo ideal es que tengan una relación abierta, pero no necesariamente son iguales", aseguró el experto y agrega: "Creo que lo peor es fingir que eres igual “.

 El dinero importa (pero no tanto como crees)

Los paquetes de compensación son una gran cosa cuando los empleados son contratados, pero una vez que se ha llegado a un acuerdo, la fuente de la motivación tiende a cambiar. "La motivación viene de las cosas de las que he estado hablando: el desafío del trabajo, el propósito diario, la oportunidad de aprender, la oportunidad de contribuir", explicó Glick. Se trata de encontrar un salario que permita a los empleados sentir que están siendo pagados de manera justa.

 Los beneficios importan (pero tampoco tanto como piensas)

Algunas empresas (que estamos viendo en Google GOOG -0.95%) han recibido atención por ofrecer beneficios generosos a su personal - masajes, almuerzos gourmet gratis, mesas de ping pong, guarderías - pero, como el dinero, estas cosas tienden a ser menos motivadores poderosos para los trabajadores que los desafíos en el trabajo y la sensación de ser una parte valiosa de un equipo de calidad que reconocerá su contribución.

Un gerente necesita entender que, aunque esas ventajas son grandes y liberan las cargas de los hombros de los empleados, no son un sustituto de las principales fuentes de inspiración profesional. "No creo que las personas trabajen más, trabajen mejor por esas cosas", dijo Glick.

Suscríbete a nuestro blog

Guía gratuita: cómo gestionar el talento en tu empresa

Tags: gestion de talento, éxito empresarial, empleados felices

Suscríbete por email